Aviso legal

Las publicaciones contenidas en este sitio están protegidas por la normativa sobre derechos de autor.

Investigación preliminar

Normas de la investigación preliminar y judicial en casos de sospechosos e imputados múltiples en el proceso penal ruso

Por Landau Inga Leonidovna.

Doctor en Ciencia del Derecho, Profesor Senior de la Facultad de Derecho Procesal Penal, Criminalística y Ciencia Informática Legal de la Universidad Estatal de Rusia de I. Kant (Kaliningrad, Rusia).

Traducción por Natalia BarberoPublicado en Revista de Derecho Procesal Penal, Rubinzal-Culzoni Editores, Buenos Aires, 2006-1.

Uno de los principales avances de la reforma judicial en Rusia es la adopción del nuevo Código Procesal Penal de la Federación Rusa por parte del Estado de Duma, el 22 de noviembre de 2001, el cual entró en vigor el 1 de julio de 2002. Este código resultó un avance indudable en el desarrollo de los principios democráticos en el proceso penal ruso.

La idea básica de este código es la protección de los derechos e intereses legítimos de los sujetos de un proceso, tales como, sospechosos, imputados, víctimas, actores civiles y demandados civilmente. Es cierto que, entre dichos sujetos, los más desprotegidos resultan ser los sospechosos e imputados. Surgen aquí complejas particularidades en caso de tratarse de un proceso con sospechosos o imputados múltiples.

La legislación procesal penal rusa vigente estipula ciertas normas aplicables a estos casos, a fin de lograr una determinación más objetiva y rápida.

En particular, se prevé el procedimiento de acumulación de causas penales (de conformidad con lo dispuesto por el art. 153 del Código Procesal Penal de la Federación Rusa). Se aplica a los casos en que dos o más personas han cometido uno o más delitos como partícipes, incluso cuando no es posible la determinación de la identidad de los autores o partícipes pero existe razón suficiente para creer que todos han conformado un grupo o han prestado colaboración para un grupo de personas.

La acumulación de causas penales debe ser solicitada y fundada por el Ministerio Público Fiscal.

La legislación procesal penal rusa vigente también prevé el procedimiento contrario, es decir, la separación de causas (de conformidad con lo dispuesto por el art. 154 del Código Procesal Penal de la Federación Rusa). Se aplica en los siguientes casos:

1. Si uno de los sospechosos o imputados es un menor. Esta norma se basa en varias razones. Primero, los procedimientos penales que conciernen a un menor tienen características especiales, como la aplicación de penas menos severas. Segundo, es necesario proteger en la mayor medida posible al menor de influencias de cómplices adultos en una primera etapa. Esta disposición se repite en el art. 50 del Código Procesal Penal de la Federación Rusa (ap. 422) que regula las normas especiales para procesos penales de menores.

2. Si existen pruebas que involucran a más de una persona, éstas pueden ser agregadas a procesos separados si es posible la suspensión del proceso para algunas de estas personas (ap. 1 del art. 208 del Código Procesal Penal de la Federación Rusa). En particular:

- si la persona prima facie responsable del delito es desconocida;
- si el sospechoso o imputado no puede ser localizado durante la investigación o su paradero es desconocido por alguna razón;
- si se conoce el paradero del sospechoso o imputado pero resulta materialmente imposible hacerlo comparecer al proceso (por ejemplo, si el Estado extranjero no entrega al sujeto a Rusia por alguna razón);
- si el sospechoso o imputado se encuentra temporalmente enfermo y dicha enfermedad interfiere con su participación en la investigación o en otras medidas procesales (se requiere pericia médica).

La tramitación por separado de una causa penal se determina de conformidad con el dictamen del Ministerio Público Fiscal. La principal condición para la tramitación autónoma de una causa consiste en que no debe afectar la objetividad de la investigación preliminar y su sometimiento a juicio. Por lo tanto, la tramitación autónoma de la causa dependerá del análisis del rol de cada uno de los partícipes del delito teniendo en cuenta la prueba del hecho. La práctica demuestra que, como regla, los delitos de penas más severas son atribuidos a los partícipes ausentes (por ejemplo, se le transfiere a un ausente la comisión principal en un homicidio) o se los acusa por “exceso del autor” (cuando una persona, en la comisión de un delito, comete acciones que no estaban incluidas en el plan de los cómplices). Además, en muchos casos resulta imposible probar la comisión de un delito perpetrado por varias personas en ausencia de cómplices.

Por un lado, la acumulación de una causa penal provoca una aceleración de las etapas del proceso, pero, por otro lado, existe el peligro de afectar la consideración del caso.

Hasta aquí, es posible arribar a una conclusión: si la regla es la acumulación de causas y el legislador y la práctica legal incentivan dicho procedimiento, la tramitación por separado de las causas es la excepción y no es de uso frecuente.

Se suele dar la situación en la cual los intereses de los partícipes difieren, y el código prohíbe a un mismo abogado defender a dos sospechosos o imputados si sus intereses resultan contradictorios (ap. 6 del art. 49 del Código Procesal Penal de la Federación Rusa).

Con fundamento en la protección efectiva de los derechos del imputado, el código establece que, en caso de que varios sujetos resulten imputados en una causa, la decisión respecto de uno es independiente de la decisión respecto de los otros (ap. 14 del art. 171 del Código Procesal Penal de la Federación Rusa).

Si varias personas resultan imputadas por un delito grave, luego de la conclusión de la investigación preliminar, esas personas tienen la opción de que su caso sea sometido a junta judicial. Dicha junta puede estar conformada por tres jueces o por un jurado. El ap. 5 del art. 217 del Código Procesal Penal de la Federación Rusa establece que si un imputado no acepta la participación de un jurado, el caso será resuelto mediante la tramitación por separado para dicho imputado. Lo mismo sucede si son varios los imputados que rechazan la intervención del jurado. Si resulta imposible la tramitación por separado de las causas, la causa penal íntegra es sometida a consideración de un tribunal con participación de jurado. La Suprema Corte de Justicia de la Federación Rusa ha confirmado esta postura en el siguiente caso: Luego de la conclusión de la investigación preliminar, los imputados B. y K. han presentado una solicitud a fin de que su caso sea sometido a un tribunal con participación de jurado mientras que los partícipes L., U. y K. la han rechazado categóricamente. Toda vez que la tramitación por separado de los casos de B. y K. resultaron imposibles, la corte ha decidido considerar el caso en una primera instancia con la estructura habitual del tribunal (sin la participación de jurado). La instancia de casación ha dejado sin efecto esta decisión, y la Suprema Corte de Justicia de la Federación Rusa, en instancia de revisión, ha confirmado la decisión del Tribunal de Casación y dijo: “la corte se ve obligada a satisfacer la petición del imputado de un delito grave que solicita que su causa sea sometida a la consideración de un jurado, sin perjuicio de la objeción por parte de otros imputados”Fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Federación Rusa Nº 34-003-11 del 28/06/2002..

Otras particularidades procesales son establecidas por la legislación rusa en referencia con la prueba del hecho delictivo. Si existen varios imputados, el tribunal definirá la representación de la prueba de conformidad con la opinión de las partes (ap. 4 del art. 274 del Código Procesal Penal de la Federación Rusa).

Como regla general, el imputado tiene derecho a comparecer ante el tribunal y a conocer todos los hechos y las pruebas que se ventilen en el proceso, incluidas las declaraciones de otros imputados. Sin embargo, de conformidad con el ap. 4 del art. 275 del Código Procesal Penal de la Federación Rusa, se permite la interrogación de un imputado en ausencia de otro imputado. Esta situación requiere la petición previa de una de las partes o puede decidirla el tribunal de oficio, en caso de que exista la posibilidad de intimidación psicológica. Se refiere en especial a casos donde resultan involucrados menores junto con mayores (y la tramitación por separado de la causa del menor resulta imposible por alguna razón). Pero incluso en esta situación, se garantiza que la remoción temporaria del imputado de la sala del tribunal no resulte en un menoscabo de sus derechos: al regresar a la sala, el imputado es informado por el presidente del tribunal sobre los contenidos de las declaraciones recibidas en su ausencia, y le da la oportunidad de hacer preguntas al imputado que fue interrogado en su ausencia.

Las opiniones de los imputados también son tenidas en consideración al momento de la conformación del jurado (ap. 15 del art. 328 del Código Procesal Penal de la Federación Rusa). Como regla general, tanto la parte acusadora como la defensa tienen derecho a presentar dos solicitudes de remoción sin causa de miembros del jurado, luego de las solicitudes de remoción con causa. Sin embargo, si hay varios imputados, las solicitudes de remoción sin causa son presentadas por mutuo acuerdo, y, si no se logra acuerdo, las solicitudes son ejercidas por cada uno de manera proporcional. Si resulta imposible tal división, los imputados determinan el derecho a remover sin causa en base a mayoría de votos o por sorteo.

Los intereses de los imputados también son considerados en las instancias de apelación y casación. El ap. 360 del Código Procesal Penal de la Federación Rusa determina los límites de la consideración que se efectúa en estas instancias. En particular, el código prevé que el tribunal de apelación o casación debe revisar la legalidad y validez del pronunciamiento judicial que se somete a su consideración sólo en los aspectos sobre los cuales se hubiera interpuesto el recurso de que se trate. Sin embargo, si en consideración de las circunstancias particulares del caso se ven involucrados los intereses de otros sujetos que resultaron condenados, o absueltos por alguna causa de justificación a raíz del mismo hecho, el caso debe ser revisado en especial en referencia a estos sujetos. En este sentido, no se permite que la situación legal o procesal de un imputado se vea perjudicada por la resolución judicial que recayera sobre otros sujetos en el mismo hecho.

Una situación similar existe en la instancia de revisión de un veredicto que ya ha sido emitido. El ap. 410 del Código Procesal Penal de la Federación Rusa determina los límites que son impuestos sobre el tribunal de revisión y establece que, si varios sujetos son condenados por un hecho delictivo en una misma causa y sólo uno o algunos de ellos interponen recurso de revisión, el tribunal tiene el derecho de revisar la condena de todos los sujetos involucrados (ap. 2). Pero incluso en esta situación se garantizan los derechos de los condenados. En este sentido, el ap. 5 de la misma disposición establece que, si varias personas son condenadas, o absueltas por alguna causa de justificación, en una misma causa penal, el tribunal no podrá modificar el veredicto o la decisión en cuanto se refiera a los condenados o absueltos por alguna causa de justificación, ya que no se ha presentado recurso alguno respecto de ellos y la revocación del veredicto o la decisión podría resultarles desfavorable. Esta disposición confirma el establecido principio legal del non bis in idem (se prohíbe juzgar dos veces el mismo hecho). A su vez, esta postura concede una orientación humanística al procedimiento de revisión que afirma el instituto francés de la casación en interés del derecho. Este procedimiento establece que le está vedado al tribunal de revisión de Francia “empeorar” la situación legal de un condenado, o de un sujeto que resultó absuelto por alguna causa de justificación, aún en caso de un evidente error de aplicación del derechoPetruhin I. L., The State and the Law, 2002, Nº 5, p. 24..


Otras publicaciones en www.rubinzal.com.ar

Juncal 2736 2 º B
(1425) Ciudad de Buenos Aires
Argentina
Tel/Fax: (5411) 4827-4733

Desarrollado por Liderama

Estudio Donna Barbero